El campo celebró que los lácteos sigan sin retenciones, pero pidió también medidas que lleguen a los tambos

Tras conocerse la decisión del Gobierno de prorrogar por un año el pago de retenciones a los lácteos, el agro celebró esta decisión, pero remarcó que los beneficios deben llegar a todos los eslabones que componen el negocio lechero.

Como se recordará, se trata de una medida que tomó a fines de 2023 el ex ministro de Economía, Sergio Massa.

Desde Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) analizaron el impacto de esta medida en la actividad lechera.

En este punto, señalaron que el sector primario “siempre ha enfrentado desafíos significativos, siendo constantemente afectado por la necesidad de ajustar los costos de producción para adaptarse a las fluctuaciones del mercado”.

LÁCTEOS SIN RETENCIONES

Para los confederados, esta situación se potencia en el marco de prácticas comerciales que priorizan la rentabilidad de un extremo de la cadena, en detrimento tanto de los tamberos como de los consumidores finales.

“En este contexto, celebramos la reciente medida de previsibilidad en la prórroga por un año más de la suspensión de los derechos de exportación”, expresaron desde la entidad presidida por Carlos Castagnani.

 

Para CRA, la medida anunciada por el oficialismo representa no solo un avance hacia la estabilización en los costos de producción, sino también una mejora en la rentabilidad del eslabón primario.

“Sin embargo, es fundamental que los beneficios de esta medida se trasladen adecuadamente a la producción primaria, la cual ha enfrentado condiciones adversas durante los últimos años”, expresaron.

Y agregaron: “Es imperativo que se considere la situación de quebranto que atraviesan muchos productores y que se establezcan mecanismos para compensar este desequilibrio”.

UN DERRAME QUE NO LLEGA A LOS TAMBOS

En este análisis, señalaron que pese a los incrementos de los últimos meses en el precio de venta al público de leche, el eslabón primario continúa perdiendo participación en el precio final, mientras que el comercio y la industria registran mayores ganancias.

“Esta disparidad pone en riesgo la viabilidad económica de los productores primarios y amenaza con un aumento en el cierre de tambos y una caída en la producción”, advirtieron.

Para evitar este escenario, remarcaron que la lechería deberá convertirse en un negocio rentable y previsible para los productores primarios.

Con este fin, argumentaron que esto requerirá de un compromiso por parte de todos los actores de cadena, que apunte a promover un entorno equitativo y de respeto por los derechos de los productores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *