Optimizar recursos a pesar del clima: la importancia de los avances en tecnología de riego para la vid

Uno de los motivos principales de orgullo para Netafim, empresa especializada en riego por goteo que estuvo presente en la última edición de Sitevinitech en Mendoza, es recorrer campos y comprobar que muchas maquinarias con las cuales comenzaron en el país, aún están en uso.

“Nos es muy grato y un orgullo reafirmar nuestra presencia acá en la región. Acompañamos el desarrollo agroindustrial de la zona cuyana”, afirmó Ezequiel Resnicoff, gerente general de Netafim, durante una charla con Infocampo en uno de los salones de la feria más importante para la producción de uvas y frutales en la región. También para la vinificación.

La empresa llegó desde Israel hace un cuarto de siglo.

“Nació producto de la necesidad de productores israelíes, donde justamente no abunda el agua y cada gota cuenta, y es ahí donde Netafim generó su innovación y desarrollo, y es que apoyamos al sector en una región árida, con lo cual producto de la enorme oferta de agua por las menores nevadas es que redoblamos el refuerzo de cuidar el recurso hídrico”, explicó.

Netafim 6En línea con esta postura, Resnicoff recordó el castigo que resultó para la producción la helada tardía que cayó a finales de 2022. Hoy, asegura, todavía se observan algunas consecuencias de aquella jornada.

“El sector sufrió aquello en septiembre de 2022 que afectó mucho a la producción de ese ciclo y comprometió al subsiguiente, y estamos atravesando un momento de menor producción en kilos y también de mercado. Por la macro del país, perdemos competitividad en el mercado internacional en cuanto a costos de producción y también a la hora de importar. No es el mejor momento para el sector”, lamentó.

EL RIEGO, CLAVE PARA LA VID

También, alertó, el régimen de nevadas se redujo y eso conlleva a una menor cantidad de agua en los cursos, arroyos y ríos provenientes del deshielo. Es la principal fuente hídrica en la zona.

En este marco, repasó que el riego por goteo subterráneo logra maximizar y estabilizar los rendimientos interanuales e incluso, en muchas zonas, colabora para sumar un cultivo más a la rotación.

Foto Dia 1 591

Ezequiel Resnicoff, director general de Netafim Argentina.

LA CALIDAD DE LA MAQUINARIA

En ese sentido, Pablo Coletti, gerente de diseño e ingeniería de Netafim sostuvo que “La calidad debe acompañar a la duración de esa producción”.

“Acá por suerte nuestros primeros equipos los hicimos en Netafim hace 25 años y hoy podemos decir que aún están performando de muy buena manera”, afirmó.

En la Sitevinitech la compañía se reencontró con clientes ligados no solo al mundo del vino, sino también al de las olivas, nogales y otros frutos secos.

“Cuando estamos eligiendo un equipo de riego para la vid o el olivo, estamos eligiendo una inversión de largo plazo. Podemos decir con orgullo que hay equipos que trabajan hace 18 años”, afirmó Coletti.

“Tenemos nuevas tecnologías en filtrado, en fertilización, y nuevas tecnologías en manejo de equipos de riego que nuevamente para cultivos que duran muchos años tener una buena base de control y de mantenimiento de los equipos hace que esa inversión se repague fácilmente”, expresó.

Por eso destacó que “la tecnología hace que a cada cliente se le haga su diseño de manera especial. Y por eso cada uno de los goteros que Netafim produce tiene ese objetivo: que cada individuo pueda mantener el medio ambiente, humedad y fertilización de su espacio”.

Si la maquina entrega lo que promete al 10 o 12avo año, claramente esa planta podrá seguir produciendo de la misma manera que cuando fue joven. Nuestros clientes entienden eso y saben que es a largo plazo. Eso hace que el viñedo o el monte frutal sea productivo por muchos años”, cerró Coletti.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *