Garrapatas en bovinos: en el INTA descubrieron una alternativa sustentable para controlarlas

Uno de los problemas que afronta la ganadería actual, principalmente en la zona norte del país, es el tratamiento de las garrapatas en el bovino con acaricidas químicos disponibles en el mercado, que presentan valores de resistencia altos e ineficacia del tratamiento farmacológico.

Por otro lado, la contaminación del ambiente, a causa de los residuos de productos veterinarios utilizados, se convierte en un factor adicional por el cual el equipo de especialistas del INTA Colonia Benítez, en Chaco, y del Instituto de Microbiología y Zoología Agrícola del INTA Castelar trabajaron en la búsqueda de nuevas herramientas más sustentables para el control y tratamiento de estos ectoparásitos.

Así, por primera vez en la Argentina, expertos seleccionaron cepas fúngicas de Beauveria bassiana, efectivas por sus propiedades y su capacidad para controlar el desarrollo en distintos estadios biológicos de las garrapatas del género Rhipicephalus (Boophilus) microplus.

Los resultados obtenidos presentan posibilidades de uso para su control integrado, lo que representa una alternativa promisoria en el manejo y control de estos ectoparásitos en ganadería.

“Se aislaron cepas nativas provenientes de muestras de suelo de zonas endémicas de la Argentina para la garrapata Rhipicephalus B. microplus, como así también de hembras muertas de dicha plaga”, manifestó Julieta Posadas, investigadora del IMyZA del INTA.

Además, se estudiaron cepas provenientes de la micoteca existente en el laboratorio de hongos entomopatógenos del Instituto de Microbiología y Zoología Agrícola.

LA SELECCIÓN CONTRA LA GARRAPATA

En total se evaluaron 142 cepas de Beauveria bassiana. La selección de cepas se realizó a partir de la confección de tablas de vida y la estimación de parámetros poblacionales. Con las cepas más virulentas se realizaron ensayos de compatibilidad contrastando los resultados con dos acaricidas comerciales, se calculó la concentración letal media y se produjeron en forma masiva.

La mejor cepa fue la B. bassiana 98 (Bb98), la misma causó una reducción en el 50% en el período de prepostura de las hembras tratadas, y una reducción del 40% en la cantidad de aoves. Además, los porcentajes de eclosión de larvas fueron del 46% y la mortalidad de hembras del 98%”, afirmó Posadas.

La segunda cepa seleccionada fue la denominada B. bassiana 132 (Bb132), la cual causó reducción del 50% en el periodo de prepostura y del 52% en la cantidad de aoves. Además, los porcentajes de eclosión de larvas se redujo a un 52% y la tasa de mortalidad de hembras resulto en un 96 %.

Ambas cepas seleccionadas, además, presentaron compatibilidad con los acaricidas testeados y bajos valores de concentración letal (CL50) –medida para evaluar el efecto tóxico de sustancias peligrosas al medio ambiente–.

El IMyZA del INTA investigó, a través de la identificación y caracterización de estos microorganismos fúngicos, la acción acaricida de dos cepas de este hongo que tienen acción específica sobre garrapatas, mientras que desde la Estación Experimental Agropecuaria del INTA Colonia Benítez, se capacitaron en la activación y mantenimiento de las cepas.

CONTROL SUSTENTABLE

Por su parte, Viviana Gómez –especialista del INTA Colonia Benítez- señaló que “el beneficio de la aplicación de este hongo consiste en contribuir al control de la garrapata común del ganado bovino para preservar la funcionalidad de las drogas acaricidas y la inocuidad de los alimentos de origen animal mediante el control integrado de la parasitosis”.

Diseno sin titulo32 1 1024x685.jpgAsimismo, la experta, opinó que es una opción sustentable “dada su amplia distribución natural, bajo riesgo para la salud de humanos y animales, compatibilidad ambiental, alta virulencia sobre garrapatas y bajo costo”.

En este sentido, la presencia de garrapatas en los rodeos bovinos trae aparejado otros problemas sanitarios de importancia en la región, como la presencia de miasis y la transmisión de babesiosis y anaplasmosis bovina.

Gómez señaló que “estas parasitosis son una limitante para la producción ganadera, produciendo pérdidas directas e indirectas, como la disminución en la ganancia de peso, lesiones directas y los costos asociados al tratamiento y uso de productos veterinarios y la mano de obra”.

Como resultado de la investigación se logró la activación, mantenimiento y desarrollo de la cepa fúngica B. bassiana con alta capacidad acaricida contra la garrapata común del bovino –larvas y adultos– con el objetivo de evaluar su uso en forma gradual en el control integrado de garrapatas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *