La liquidación de divisas del agro sigue a paso muy lento: fue el mayo más flojo de los últimos 4 años

La ayuda que el Gobierno aguarda del agro para sostener una incipiente recuperación económica no está fluyendo al ritmo esperado: la liquidación de divisas de mayo confirmó que el ingreso de dólares por parte de los agroexportadores sigue a paso lento.

En mayo, la Cámara de la Industria Aceitera (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC) informaron que las empresas del sector aportaron U$S 2.612 millones.

Este valor, configura una fuerte caída del 38% o U$S 1.600 millones frente a los U$S 4.212 del mismo mes del año pasado.

Asimismo, es el mayo más flojo desde 2020, cuando fueron U$S 1.945 millones; mientras que en 2021 fueron U$S 3.545 millones y en 2022, el récord para este mes de U$S 4.231 millones.

LIQUIDACIÓN DE DIVISAS: MUCHO PARA ANALIZAR
Los valores de mayo siempre son importantes habida cuenta de que se trata el mes en que se inicia la parte fuerte de la campaña comercial de los cultivos de gruesa, ya que la cosecha de soja suele estar prácticamente finalizada, mientras que la de maíz está en su recta final.

Pero en este punto ya se advierte un primer tema de análisis: la cosecha de este año, si bien supera largamente en volumen a la catástrofe productiva de 2023, ha estado visiblemente demorada, a lo que se suma que, en el caso del maíz, la siembra de planteos tardíos fue récord, lo que atrasa aún más el ritmo de la recolección.

 

Luego, en el análisis estadístico, no se puede obviar que la comparación contra un año atrás esconde un dato que tergiversa todo: en mayo de 2023, el Gobierno anterior dispuso una nueva edición del “dólar soja” que llevó a que se adelantaran liquidaciones.

Mientras que, en 2021 y 2022, los precios internacionales de los granos estuvieron cerca de sus picos históricos, por lo que eso también influyó en valores de liquidaciones muy superiores al actual.

Con todo, es imposible soslayar también que el ritmo de ventas de soja por parte de los productores también tiene un gran retraso y eso incide en que el flujo de dólares no avance con la velocidad que se esperaba.

LIQUIDACIÓN DE DIVISAS: EL ACUMULADO, TAMBIÉN NEGATIVO
Bajo este panorama, la realidad es que en los primeros cinco meses del año ingresaron U$S 9.046 millones, unos U$S 400 millones menos que en el mismo período de 2023 y también la peor cifra desde 2020.

En 2022 fue el récord, con más de U$S 15.000 millones; y el promedio histórico está cerca de los U$S 10.000 millones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *