Con genética y manejo, el maíz puede enfrentar a la chicharrita y no perder productividad

Uno de los temas que quedó claro en el Congreso Maizar 2024 es que la chicharrita no representa el fin del maíz. Y también que pese a los desafíos climáticos que se presentaron en las últimas campañas, es posible seguir transitando con éxito el camino de este cultivo.

Esta plaga no pasó desapercibida y los productores están atentos a su expansión. En el último año, pasó de ser un problema acotado al norte a extenderse por una vasta región productiva y se reportaron casos en provincias como Santiago del Estero, Chaco, Catamarca, Tucumán, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y La Pampa.

Manuel Areco, gerente de Producto de Maíz de Bayer Conosur, afirmó que más allá de este escenario, el cultivo de maíz es viable en nuestro país.

“Trabajamos campaña tras campaña en el desarrollo de híbridos adaptados a condiciones desafiantes, incluyendo la presencia del Complejo de Achaparramiento del Maíz”, repasó.

Y agregó: “La empresa cuenta con un programa de mejoramiento genético de híbridos subtropicales y templados, demostrando una alta tolerancia a esta enfermedad. Este compromiso continuo ha permitido ofrecer soluciones que garantizan la viabilidad del cultivo de maíz en diversas regiones de Argentina”.

MAÍZ: CONSEJOS PARA LOS PRODUCTORES

En este punto, el directivo destacó que la mejor herramienta para prevenir esta plaga es la prevención y en este sentido, recomendó que los productores deben realizar un monitoreo durante todo el ciclo del cultivo, para evitar la reproducción del vector.

En este punto, Bayer presentó en Maizar su estrategia de manejo integral y de buenas prácticas agrícolas, que incluye:

  • Monitoreo de las condiciones climáticas y las temperaturas invernales
  • Concentración de las fechas de siembra para reducir la presencia de hospederos
  • Control de plantas voluntarias
  • Uso de genotipos con buen nivel de tolerancia
  • Manejo químico del vector con aplicación de insecticidas (semillas y foliares) sobre germoplasma tolerante para maximizar la eficacia y minimizar los impactos de la enfermedad
MANUEL ARECO

Areco: “Resulta fundamental restringir el alimento para este insecto, eliminar malezas gramíneas huéspedes y maíces guachos”

“Entre los factores que posibilitaron la expansión de esta plaga se identifican las pocas heladas, en comparación con campañas anteriores; lo que posibilitó una mayor supervivencia de algunos maíces en las zonas donde estaba presente la plaga. Así es que resulta fundamental restringir el alimento para este insecto, eliminar malezas gramíneas huéspedes y maíces “guachos” para la población invernante”, mencionó Manuel Areco

SOLUCIONES PARA HACER FRENTE AL DESAFÍO

Con más de dos décadas de experiencia en el manejo de esta enfermedad, Bayer ha realizado monitoreos y colecta de datos para caracterizar el germoplasma en la zona endémica.

“Contamos con un amplio portafolio de soluciones para enfrentar este desafío y ofrecemos una propuesta integrada con las mejores condiciones para acompañar a los productores”, sostuvo Areco.

En esta misma línea, la empresa trabaja constantemente en el desarrollo y mejora de su cartera de productos de protección de cultivos, con un enfoque en la seguridad y sostenibilidad agronómica, con una estrategia de innovación que va más allá de los enfoques convencionales.

El directivo puso como ejemplo a Brasil, para graficar cómo se puede mantener y aumentar la producción de maíz a pesar de la presencia constante de la chicharrita.

“El área de cultivo de maíz en Brasil incluso ha crecido, convirtiéndose en el principal exportador mundial. Este éxito demuestra que con determinados ajustes en el manejo integrado del cultivo es posible superar los desafíos fitosanitarios y seguir avanzando”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *