La luz roja por el virus rugoso del tomate llegó a la Patagonia: aparecen casos en Chubut

El virus rugoso del tomate (ToBRFV, por sus siglas en ingles) sigue generando preocupación por su expansión por todos los puntos cardinales argentinos.

En las últimas horas, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) detectó la presencia de esta enfermedad que puede ser letal para plantaciones de tomate en un establecimiento hortícola de la localidad chubutense de Sarmiento.

De esta manera, es el segundo caso en menos de un mes en esa provincia patagónica, ya que el 3 de mayo pasado el Senasa había reportado su hallazgo en Trelew.

Cabe recordar que rige una alerta fitosanitaria nacional por esta enfermedad, que tuvo su primer caso en Argentina en febrero de 2023, en Corrientes, y comenzó a preocupar a mediados del año pasado cuando se fue expandiendo, con casos en cinturones hortícolas de Buenos Aires, y hasta llegar también a Salta.

VIRUS RUGOSO DEL TOMATE: ACCIONES PREVENTIVAS

Ahora, la detección en Sarmiento fue confirmada por el Laboratorio Nacional del Senasa en muestras remitidas desde el Centro Regional Patagonia Sur, en el marco de las tareas de prevención y control.de la virosis que realiza a fin de determinar su distribución en la región.

Tras la confirmación del virus, el Senasa notificó oficialmente al establecimiento donde se detectó la presencia del ToBRFV y, como medida preventiva, en el marco de la Resolución Senasa N° 569/2023, dispuso que el establecimiento productivo mantenga en aislamiento el sitio de producción donde fue detectado el virus.

Además, se informó de las medidas de higiene y desinfección rigurosas a tomar en el lugar, así como en las herramientas de trabajo y otros elementos que puedan actuar como posibles transmisores del virus.

VIRUS RUGOSO DEL TOMATE: LAS RECOMENDACIONES DE SENASA

En este marco, al no existir un tratamiento que cure esta plaga, el Senasa recordó que solo pueden aplicarse medidas preventivas con el fin de minimizar el riesgo de contagio y su dispersión a otras chacras hortícolas.

En tal sentido, el Senasa junto con los institutos nacionales de Semilla (Inase) y de Tecnología AgropecuariaI (INTA) establecieron una serie de recomendaciones para que quienes producen tomates y/o pimientos prevengan el ingreso de la enfermedad a sus campos:

  • Comprar semillas en comercios registrados en el Inase y verificar que el envase cuente con el rótulo amarillo de identificación de la semilla y de su Registro en dicho Instituto.
  • Asegurarse de que los plantines sean producidos en condiciones seguras (libres de plagas y patógenos), en viveros registrados por el Inase e inscriptos en el Senasa.
  • Limitar el ingreso a la zona del cultivo a las personas estrictamente necesarias para su manejo (por ejemplo, evitar el ingreso de personas ajenas al trabajo y asesoramiento del cultivo).
  • Utilizar ropa de protección que se pueda desinfectar finalizada la jornada. La misma debe emplearse en un único sitio de producción.
  • Desinfectar las herramientas antes de pasar a otra fila dentro del mismo lote.
  • Contar con un sitio en el cual se pueda lavar y desinfectar herramientas, manos y calzado. Para la desinfección puede utilizarse lavandina comercial al 10% preparada en el mismo día con agua limpia
  • Limpiar y desinfectar el invernadero al final de una temporada de producción.
  • Al detectar una planta enferma evitar el contacto con la misma y desinfectar todo material con el que se la maneja y aislar el sector.

senasa tomate huerta

Además, ante sospechas de presencia de la enfermedad, el Senasa recordó que hay que aislar el sector y avisar a la oficina del Senasa, Inase o INTA más cercana a su localidad.

Concretamente, se puede concurrir a los centros regionales y oficinas del Senasa; enviar un correo electrónico a tomate@senasa.gob.ar o virustomate@inase.gob.ar; un WhatsApp a: +541135859810 o ingresar a la página web del Senasa y completar el formulario de manera ágil y sencilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *