El drama en el sur de Brasil por las inundaciones compromete la producción de soja, arroz y carnes

Las inundaciones en el sur de Brasil son uno de los principales dramas a nivel mundial que suceden por estas horas, y que están teniendo un efecto muy importante sobre su sector agropecuario.

Cabe recordar que el estado de Rio Grande do Sul, donde ocurre este fenómeno sin precedentes en la historia brasileña, es uno de los principales productores de granos y de carnes de ese país.

En general, según un reporte del diario O’Globo, la situación ya es de por sí trágica: al menos 83 muertos, 101 desaparecidos, 155 heridos, más de 80.000 evacuados y una estimación de no menos de un millón de personas aisladas a la fuerza es la foto cruenta de los efectos de un temporal histórico y la crecida del río que conecta a la región con el océano Atlántico, a través de la imponente Laguna de los Patos.

caballo
Un caballo busca refugio en una maquinaria agrícola

“Se que muchas carreteras necesitan reparación y el gobierno federal va a ayudar con ello”, admitió, entre otras cosas, el presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva recientemente en una recorrida por la región.

LAS INUNDACIONES Y SU EFECTO EN EL AGRO
Para tomar dimensión de lo que significa el estado de Rio Grande do Sul para el campo brasileño, debe recordarse por ejemplo que, según la Compañía Nacional de Abastecimiento (CONAB), allí se cultiva el 70% del arroz que consume todo el país, uno de los principales demandantes a nivel mundial de este cereal.

Para esta campaña, la estimación de producción de arroz en el sur del gigante sudamericano era de no menos de 7,48 millones de toneladas.

Sin embargo, el desastre climático reduciría el número y, a la vez, elevaría los precios de alimentos locales.

inundacion porto alegre
Del mismo modo, desde Conab afirmaron que la producción de soja de Rio Grande do Sul es de 21,89 millones de toneladas, mientras que para la agencia estatal de cultivos Emater la tiene de 22,25 millones.

También, por ser el Estado que se encuentra más al sur del país, es el principal productor de trigo, un cereal del que Brasil no es autosuficiente e importa la gran mayoría desde Argentina.

En declaraciones al diario económico Valor, el coordinador de Índices de Precios de la Fundación Getulio Vargas, André Braz, afirmó: “Es un estado productor que abastece al país con alimentos como trigo, el arroz, la soya”.

“Todos estos cultivos pueden ser comprometidos. Como son ‘commodities’ y pueden convertirse en alimento para animales que consumimos, esto puede encarecer a productos como la carne de pollo, la carne de cerdo, el huevo y la carne bovina“, cerró.

Precisamente, el tema de las carnes es otro de los capítulos complicados: de acuerdo con datos del Ministerio de Agricultura y Ganadería de Brasil (MAPA), hay unos 10 frigoríficos, sobre todo de aves y cerdos, que debieron suspender o directamente cancelar operaciones.

rio grande e1715001212450
LAS MEDIDAS DEL GOBIERNO
En este marco, el MAPA difundió un comunicado con las medidas que se tomaron para asistir a los productores de la zona, que se transcribe completo a continuación:

Ante la situación en los municipios de Rio Grande do Sul afectados por intensas lluvias, inundaciones y vendavales, este jueves (por el 2 de mayo), una delegación presidencial estuvo en el estado de Rio Grande do Sul para monitorear y apoyar a la población local.

Durante una visita a la región, el presidente Lula aseguró que no faltará ayuda del Gobierno Federal para cuidar la salud. “No faltará dinero para ocuparse de los problemas de transporte y no faltará dinero para alimentos. Todo lo que esté al alcance del Gobierno federal, ya sea a través de los ministros, en colaboración con la sociedad civil o a través de nuestros militares, nos dedicaremos las 24 horas del día para poder satisfacer las necesidades básicas de las personas que están aisladas”, afirmó Lula.

La prioridad del Gobierno Federal es que todas las agencias federales estén movilizadas y actuando hasta que se restablezca la normalidad.

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (Mapa), apoyado por el Ministerio de Hacienda (MF), dispuso medidas para apoyar a los productores rurales que se vieron afectados por condiciones climáticas adversas o una caída de los precios agrícolas. Con la medida, los agricultores podrán renegociar las deudas de créditos de inversión rural. La iniciativa fue aprobada por el Consejo Monetario Nacional (CMN) y tiene como fecha límite para renegociar el 31 de mayo.

Con esto, las entidades financieras podrán posponer o pagar a plazos las deudas que vencerán en 2024. En este contexto, las operaciones contratadas deberán estar en estado de cumplimiento antes del 30 de diciembre de 2023. Esta es la primera vez que un gobierno adelanta y aplicó la medida de apoyo antes del final de la cosecha.

El ministro también explicó el primer paso para acceder a la renegociación. “Cualquier productor que se ajuste a la medida deberá contactar a su agente financiero con el informe de su ingeniero agrónomo, contextualizando la situación. En consecuencia, la deuda se ampliará o se pagará en cuotas”, reforzó.

Para calificar, el financiamiento debe ser apoyado por el Programa Nacional de Fortalecimiento de la Agricultura Familiar (Pronaf), el Programa Nacional de Apoyo a los Medianos Productores Rurales (Pronamp) y otros programas de inversión rural del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES).

El Vicepresidente de la República, Geraldo Alckmin, en conversación con la prensa, la noche del jueves (3), destacó la importancia de los Auditores Federales Agropecuarios (AFFA) ante la situación en Rio Grande do Sul: “Agradecer a nuestros auditores de RS y SC (Santa Catarina) que suspendieron la Operación Estándar para dedicarse de lleno a la cuestión de los dos estados, porque hay diez mataderos que fueron afectados por las inundaciones, por lo que habrá sacrificios, habrá municipios con dificultad incluso para acceder a alimentos animales, entre ellos otros”, afirmó.

En este marco, a partir de este lunes, el Gobierno Federal dijo que contará con un espacio físico en Porto Alegre que funcionará como oficina de seguimiento. En el lugar, la información se concentrará en las acciones federales de apoyo a Rio Grande do Sul a consecuencia de los daños causados ​​por las fuertes lluvias.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *