Además de China, las exportaciones de carne también sufren por Europa y Chile

Además del bajón de precios y posible retracción en las compras de China, las exportaciones de carne vacuna están encontrando frentes tormentosos en otros mercados clave, como Europa y Chile.

Según el informe mensual del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas ABC, en marzo Argentina envió al exterior cortes por 64.400 toneladas y un valor de U$S 242,5 millones, lo que implica un retroceso del 6,8% y 4,9%, respectivamente.

Esta baja, según el reporte, se explica fundamentalmente a partir de una baja significativa en los embarques de carne refrigerada sin hueso con destino al continente europeo.

EXPORTACIONES DE CARNE VACUNA: LOS NÚMEROS

De todas maneras, si el análisis se extiende al primer trimestre y se lo compara con el mismo lapso de 2023, por el momento los números todavía son positivos.

“Principalmente, se observa el efecto de la finalización de la ventana de embarques para el segundo trimestre de 2024 de la cuota 481”, explicó Mario Ravettino, presidente del Consorcio ABC.

De esta manera, los volúmenes se recortaron en más de 850 toneladas en comparación al mes previo.

El otro mercado que tuvo números en rojo fue el chileno, con bajos niveles en términos históricos para las cargas de carne enfriada. En total, durante marzo se exportaron 1.876 toneladas, un 20% menos con respecto al mismo mes de 2022 y un 40% contra marzo de 2021.

ABC

ISRAEL, EL ALIVIO

En el caso de los embarques de carne certificada Kosher -con destino a Israel- mostraron números favorables.

Según ABC, en marzo se despacharon 1.686 toneladas de carne enfriada, a un valor medio de U$S 5.617; y 2.718 toneladas de carne congelada, promediaron los U$S 5.699/.

“Con despachos totales de más de 4,4 mil toneladas, Israel resultó el segundo destino más relevante del mes, detrás de China“, destacaron.

Por el lado del gigante asiático, representó el 76,6% de los volúmenes exportados en marzo de 2024 y el 78,6% del acumulado en los primeros tres meses el año.

El problema en ese mercado sigue siendo el bajón de precios que no frena: el precio promedio en el tercer mes del año se ubicó en U$S 3.300 por tonelada, muy lejos de los U$S 5.900 que llegó a pagar China hace dos años.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *